Los principales puntos del «histórico» plan de recuperación de la Unión Europea

El acuerdo contempla la creación de un fondo de recuperación financiado con deuda común de 750.000 millones de euros.

Los dirigentes de la Unión Europea (UE) lograron este martes un acuerdo calificado de «histórico» sobre un plan masivo para impulsar su economía tras la crisis del coronavirus, vinculado a un presupuesto de un billón de euros para el período 2021-2027.

El acuerdo contempla la creación de un fondo de recuperación financiado con deuda común de 750.000 millones de euros, de los cuales 390.000 millones se desembolsarán en subvenciones y 360.000 millones en préstamos con el fin de ayudar a los países más afectados.

Estos son los principales puntos del acuerdo:

Un plan basado en deuda común

El fondo de recuperación de la UE dispondrá de 750.000 millones de euros, que la Comisión Europea tomará prestado en los mercados financieros en nombre de la UE.

Esta nueva competencia acordada a Bruselas se limitará «en volumen y duración». El reembolso de la deuda deberá terminar para 2058 a más tardar.

Préstamos y subvenciones

Del volumen total, 390.000 millones de euros se entregarán a los países del bloque en forma de subvenciones, que serán rembolsadas por los 27 en conjunto, y 360.000 millones como préstamos, a devolver por cada país.

El corazón del fondo (312.500 millones en subvenciones) se destinará a la financiación de programas de reformas y de inversiones que cada país beneficiario deberá definir en un plan nacional de recuperación.

El 70% de las inversiones previstas en cada plan nacional se asignará entre 2021 y 2022 según criterios como población o desempleo en el último lustro, mientras que el 30% se asignará en 2023 teniendo en cuenta el impacto del coronavirus en el PIB.

El resto del fondo se destinará a diversos programas europeos de investigación (5.000 millones), desarrollo rural (7.500 millones) o al Fondo de Transición Justa (10.000 millones) para las regiones más atrasadas en la transición energética.

Un mecanismo de control

La Comisión evaluará los planes nacionales de recuperación, un informe que los países deberán aprobar a continuación por mayoría calificada de los 27 (un 55% de los países que representen 65% de la población).

Sin embargo, bajo presión de Países Bajos, un país podrá lanzar una señal de alarma cuando considere que un socio no cumple con las reformas fijadas y el caso pasaría a un debate de los mandatarios. El desembolso se suspendería a la espera del debate.

Gastos sobre clima

Los gastos de la UE deben estar en sintonía con el Acuerdo de París sobre clima. El bloque se fijó como objetivo que el 30% del gasto se consagre a la lucha contra el cambio climático.

El presupuesto plurianual, al igual que el fondo de recuperación, deberán «conformarse» al objetivo de neutralidad de carbono en 2050 y a los objetivos de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero para 2030.

Un presupuesto de 1,074 billones

El Marco Financiero Plurianual (MFP) 2021-2027 ascenderá a 1,074 billones de euros, entre ellos una «reserva» de 5.000 millones de euros para ayudar a los sectores y países más golpeados por el Brexit.

El presupuesto también incluye medidas de flexibilidad para la política de cohesión (destinada a las regiones menos desarrolladas) y la Política Agrícola Común (PAC), para que los países puedan agregar financiación a los dos programas históricos.

La política de cohesión ascenderá a 330.200 millones y la PAC a 336.400 millones. Las dos se completan con fondos en el plan de recuperación.

Nuevos recursos propios

Para ayudar al reembolso del préstamo, la UE se dotará de nuevas fuentes de ingresos. La primera etapa será la creación de un impuesto al plástico no reciclado a principios de 2021.

La Comisión deberá presentar una propuesta sobre un «mecanismo de ajuste de carbono en las fronteras», que gravará los productos importados y fabricados con un sistema muy contaminante, así como un impuesto digital. Ambos deberán aplicarse «a más tardar» a principios de 2023.

Al ejecutivo comunitario también se le urgió a idear una nueva reforma del mercado de emisiones de CO2, sin fecha precisa.

Rebajas al alza

A pesar de la insistencia de muchos países, entre ellos Francia y España, los «cheques» concedidos a los países que consideran desproporcionadas sus contribuciones al presupuesto respecto a lo que reciben, se mantienen o aumentan.

Además de Alemania, el resto de países beneficiados son los cuatro «frugales»Dinamarca, Suecia, Austria y Países Bajos-, que fueron los más intransigentes con la creación del fondo de recuperación.

Dinamarca se ahorrará 377 millones de euros anuales (+91% respecto a la propuesta que servía de base de negociación); Países Bajos, 1.920 millones (+22%); Austria, 565 millones (+138%) y Suecia, 1.070 millones (+34%).

La rebaja acordada a Alemania, de 3.670 millones de euros, no evolucionó durante el curso de la negociación.

Fuente: Emol

Artículos similares

LO MÁS LEÍDO

PODER PERDER

En lo que respecta a las próximas elecciones presidenciales en Perú, es probable que los resultados en primera vuelta arrojen una representación congresal fraccionada,...

EDUCACIÓN, ALIANZAS ESTRATÉGICAS Y COMPETITIVIDAD

Lo bueno de lo malo -léase COVID 19- es que desnuda nuestras debilidades y nos obliga a encararlas. El precario sistema de salud en...

El mito del turismo interno

Marcial Ortiz de Zevallos plantea que, en vez de promocionar el turismo interno, turismo que está correlacionado con la economía local y no responde...